lunes, 7 de enero de 2019

La glándula tiroides y la voz

La glándula tiroides (GT) está situada en la parte anterior del cuello y tiene una curiosa forma de mariposa. Es una de las glándulas endocrinas que posee nuestro cuerpo y regula el ritmo de muchas de sus actividades: el ritmo de combustión de las calorías, el latido del corazón, el crecimiento en los niños...
Todas las personas poseen GT, empieza a formarse a la tercera semana de embarazo. En la décima semana de gestación ya empieza la captación de yodo por parte del feto y a las doce semanas su pequeña glándula empieza a producir T4.

Desarrollo embrionario de la glándula tiroides
Fuente: tuendocrinologo.com

Tres semanas después del nacimiento, el bebé ha agotado los restos de hormonas maternas que quedan en sus depósitos y ya debe abastecerse de sus propias fuentes, si no existe ningún problema.

Pero a lo que nos interesa. Los desordenes de esta glándula pueden ocasionar: hipotiroidismo, hipertiroidismo, nódulos tiroideos, bocio, cáncer...
Y cuando la GT está inflamada o aumenta de tamaño, provoca con frecuencia, problemas de voz y de garganta, voz ronca, malestar, hinchazón de cuello.


Glándula tiroides y la voz.
Cuando es necesario pasar por una intervención quirúrgica, la posibilidad de tener algún problema con la voz aumenta porque la GT se encuentra en contacto con los nervios recurrentes.
Estos nervios, ramas del Vago (X), inervan las cuerdas vocales y una simple presión o tracción puede afectarlos. No es necesario que se produzca la sección de los mismos. Basta que uno de ellos se vea afectado para que la cuerda vocal correspondiente se quede paralizada. Tendremos una parálisis cordal izquierda o derecha.
Según la posición de esta cuerda fija, habrá variación en el grado de disfonia que sufra la persona afectada. Si está muy próxima al centro de la glotis, la afectación de la voz es escasa pero también se ve perjudicada la respiración. En cambio, si la cuerda queda muy abierta, la calidad de la voz será peor y además puede perjudicarse el proceso de deglución (atragantamiento por falta de cierre de seguridad de las cuerdas)

Paralisis de cuerda vocal
Cuerda paralizada en posición medial. A la izquierda en reposo, a la derecha en fonación.
Fuente: cuerdasvocalesmexico.wordpress.com

Es posible que también resulten dañados los nervios laríngeos superiores, que también afectan a la calidad de la voz. Estos nervios proporcionan tensión a las cuerdas rotando el cartílago cricoides y su lesión ocasiona fatiga de la voz, pérdida de la capacidad de cantar, sobretodo las notas más altas, voz monotonal. En general la voz sonará soplada incluso ronca.

Estos trastornos en la voz son frecuentes. Por suerte, en la mayoría de los casos, suelen ser transitorios. El procedimiento habitual es acudir a un logopeda que será encargado de llevar a cabo la rehabilitación de los trastornos de la voz y la deglución, así como los ejercicios más apropiados para cada paciente. 


Margalida


PÉREZ P., Juan Antonio; VENTURELLI M., Francisco. Complicaciones de la cirugía tiroidea. Cuadernos de Cirugía, [S.l.], v. 21, n. 1, p. 84-91, may 2018. ISSN 0718-2864. Disponible en: http://revistas.uach.cl/index.php/cuadcir/article/view/2478

ROVER JF. Children with congenital hypothyroidism and their siblings: do they really differ? Pediatr2005; 115(1):52-7

U.S. Department of Health and Human Srvices. En www.nidcd.nih.gov/es/espanol/paralisis-de-las-cuerdas-vocales

0